La importancia de creer en tus hijos

Pase lo que pase, tomen el cauce que tomen nuestros pequeños, es importante que en todo momento sepan que creemos en ellos, que confiamos en que pueden conseguir todo lo que deseen. Nuestro papel como padres, en este aspecto, es el de aguardar tras el telón susurrando palabras de ánimo, cosiendo puntada tras puntada nuevos sueños y apuntalando cada ilusión para que el día de mañana se atrevan con todo. Porque los niños han de imaginar nuevos horizontes, y nosotros hemos de velar porque consigan hacerlos realidad.

autoestima

Antes de nada queremos hablaros sobre lo que en términos psicológicos y didácticos se denomina el “aprendizaje autorregulado“. ¿Y esto qué es? En resumen se refiere a que es muy importante que los niños gestionen sus propios procesos de aprendizaje. Que sean ellos los que generen sus propias estrategias de desarrollo y evolución. Somos conscientes de que esto se contradice con el sistema educativo en el que se sumergen durante los primeros 18 años de su vida, que dice qué hay que aprender, así como cuándo y cómo aprenderlo. Por ello, será beneficioso que en el ámbito personal de nuestros pequeños les alentemos a desarrollar estos mecanismos de autocontrol, para que aprenda por sí solo a identificar sus procesos mentales, pudiendo incidir sobre ellos cuando sea necesario. Así, aprenderán a reflexionar sobre sus fortalezas y debilidades, consiguiendo motivarse de manera autónoma ante los obstáculos que vayan surgiendo en su camino. La experimentación, la perseverancia, las actividades creativas, la conversación, la toma de decisiones… formarán parte de este camino de autoexploración.

La pregunta entonces es: ¿qué podemos hacer nosotros para fomentar este proceso? Pues bien, lo fundamental es que sepamos transmitirles nuestras expectativas, sin someterles a ningún tipo de presión. Si además somos una referencia de comportamiento (algo habitual y en lo que tenemos que esforzarnos como hemos comentado en anteriores posts), nuestras palabras calarán más en nuestros pequeños. Es por ello que es importante saber cómo debemos hablarles, y qué tipo de actividades hemos de fomentar.

En La Mente es Maravillosa proponen un listado de consejos que os serán de gran ayuda:

·Hablarles bonito: Tratarlos con paciencia y siempre de modo positivo, ofreciendo un equilibrado modelo de conducta.

·Contarles historias introspectivas: Es importante que aprendan a recordar lo que piensan, lo que sienten y cómo se comportan, pues a través de ese conocimiento y de la comunicación con los demás comprenderán mejor el mundo que les rodea.

·Mejorar su diálogo interno: Hemos de fomentar que nuestros peques se cuestionen lo que hacen y lo que ven, por lo que debemos animarles a hacerse sus propias preguntas. Intentaremos conducirles por supuesto por cauces positivos procurando que sus conclusiones sean agradables para sí mismos. En su Diario Personal pueden escribir todo lo que necesiten.

diario-personal-cua

·Elogiar, y nunca ridiculizar: Hemos de reforzar sus comportamiento positivos, por lo que trataremos de elogiarlos tanto en público como en privado, guardando las críticas por los negativos al segundo ámbito.

·Ayudarles con la tolerancia a la frustración: Es importante que aprendan a salvar cualquier obstáculo con el que puedan tropezar sin que éste merme ni un ápice sus motivaciones. Igualmente,  y por el mismo motivo, deben tener la capacidad de sentirse orgullosos de sus logros.

·Potenciar su autonomía: En este post te explicamos cómo.

·Destacar su importancia en la familia: Los peques deben saber que son muy importantes para nosotros, y que tienen un lugar igualitario en el hogar y en la familia, siendo indispensable para aquellos que le rodean.

·Evitar la sobreprotección: Más adelante hablaremos sobre cómo debemos actuar para no pasarnos de protectores, actitud que puede tener consecuencias negativas en el futuro comportamiento de nuestros hijos.

·Favorecer sus hábitos sociales: A veces nos da pereza pasar la tarde en el parque. Nos resulta más cómo pasar la tarde en casa. Sin embargo es importante que los niños pasen tiempo con otros niños, que sociabilicen y se relacionen, desarrollando así sus habilidades de comunicación con los demás.

·Fomentar la creatividad: Los procesos creativos desarrollan la flexibilidad mental, así como la capacidad de adaptación y la búsqueda de soluciones a los problemas. Hay muchísimas maneras de fomentar la creatividad de nuestros pequeños: aquí tenéis varias recomendaciones y en este artículo os proponen interesantes ejercicios.

·Ser un buen ejemplo: En este post te explicamos cómo.

·Ayudarles a marcar metas: En Mentalpage tenemos la herramienta perfecta para hacerlo. En Objetivos y Metas podéis definir la meta que queráis plantearos y concretar pequeños objetivos con los que ir acercándoos a ella.

objetivos-metas

·Valorar sus opiniones: Como consecuencia del lugar igualitario que ocupan en la familia, los niños han de saber que su opinión es importante y que será tomada en cuenta a la hora de tomar decisiones en el hogar. Para ello, dialogaremos y debatiremos con ellos, escuchando sus propuestas y aportaciones.

En el próximo post os ofreceremos una serie de pautas más concretas para seguir mejorando vuestra estrategia de formentar la autoestima en los más peques. Os animamos a que probéis nuestros consejos, ¡notaréis sus resultados!