Cómo ejercer la autoridad con nuestros hijos II

Si en el anterior post os trajimos pautas basadas en la edad de vuestros hijos para ejercer la autoridad con ellos de manera positiva, esta semana os traemos una serie de consejos en líneas generales que podéis tener en cuenta a la hora de enfrentaros a esta ardua tarea educativa.

autoridad

Objetivos claros

En la educación de nuestros hijos hemos de tener claros nuestros objetivos, pues en muchos momentos habremos de apoyarnos en ellos para no perder la perspectiva de nuestro comportamiento con ellos. Es importante así mismo que la pareja busque un consenso respecto a estas metas educacionales para que ambos caminen en la misma dirección. Además, cada cierto tiempo habrán de ser revisados para adaptarnos al crecimiento y desarrollo de nuestros pequeños.

–> Haced un listado en Listas y Prioridades de estos objetivos, y posteriormente organizadlos con categorías y subcategorías en Objetivos y Metas. Esto os ayudará a tener una visión global del esquema que os será más fácil mantener presente.

Claridad al enseñar

No utilicéis recomendaciones generales o poco precisas. Por ejemplo, en lugar de decirle al niño “pórtate bien” cuando acude por ejemplo al cumpleaños de un amigo, explícale aquello que debe hacer, como “saludar a todos los compañeros”, o aquello que no debe hacer, como “comer todas las patatas del plato que hay para todos”. Con ellos lo más sencillo es que aprendan pautas básicas y concretas que se transformarán con el tiempo en una comprensión completa de los valores que estamos transmitiéndoles.

–> Cuando tengáis dudas de cómo debéis enseñar algo a vuestro peque, os recomendamos utilizar Objetivos y Metas para establecer la enseñanza general a inculcar en él, proponiendo después pequeños objetivos o recomendaciones a cumplir para lograr el éxito.

 

objetivos-metas-cua

 

Dales su tiempo y valoradlo

A raíz del punto anterior, tenéis que entender que los niños aprenden, pero quizás no a la velocidad que a veces esperamos de ellos o incluso les exigimos. Cada niño además tiene sus propios mecanismos y tiempos de aprendizaje, por lo que procurad no agobiaros si veis que le cuesta más de lo que creíais. Ayudadle en cambio prestándole asistencia y animándole a cada paso que dé. Una vez inculcada la nueva enseñanza, reconocedle el éxito.

–> Estableced Líneas de Tiempo para vuestras metas, e id adaptándolas al ritmo de aprendizaje de vuestros hijos.

Dad ejemplo y sed coherentes

En nuestros artículos Un Buen Referente y Sé su Mejor Ejemplo podéis amplicar la información respecto a estos puntos. Encontraréis consejos muy interesantes y necesarios.

La importancia de la confianza

No olvidéis nunca lo importante que es este punto para el proceso de desarrollo de la autoestima en vuestros hijos. La confianza en ellos les reportará seguridad y valor para afrontar los retos del día a día. Además, los pequeños han de cofiar en sus padres, y nunca lo harán si no lo hacéis primero vosotros con ellos.

–> Escribir en vuestro Diario Personal acerca de las capacidades de vuestros pequeños que habéis podido ir observando en ellos. Ésto os ayudará a guiarles hacia objetivos adaptados a ellas fomentando así su realización personal.

 

diario-personal

 

Evitad los sermones

Si ya le habéis dicho al pequeño cómo ha de comportarse, no invirtáis más tiempo repitiéndole lo mismo a través de largos sermones, una técnica bastante extendida pero totalmente contraproducente. Si no obedece, actúa en consecuencia, vira tu estrategia y busca una solución alternativa. Será mucho más productivo.

Si os equivocáis, reconocedlo

Tus hijos nunca aprenderán a superar fracasos si no aprenden a reconocer sus errores y sacar de ellos las enseñanzas que pueden aportarles. Reconocer vuestros errores aportará al niño seguridad y tranquilidad, haciendo que disminuya en él el nocivo miedo a equivocarse.

 

Como siempre, os recomendamos reflexionar en vuestro Diario Online sobre estos consejos y llevadlos a cabo en la medida de lo posible. La semana que viene volveremos con consejos dirigidos a fomentar la autoestima en vuestros pequeños. ¡No os los perdáis!