Sé su mejor ejemplo

Ya hemos hablado de su importancia en nuestros anteriores posts sobre educación infantil, así que hoy os traemos algunos consejos que podéis seguir para dar el mejor ejemplo posible a vuestros peques.

Antes de nada, tenéis que ser conscientes de la importancia de que:
-Debemos ser coherentes en nuestros actos con respecto a aquello que predicamos.
-Somos la guía y los referentes de nuestros hijos, por lo que nuestros comportamientos se verán proyectados en ellos.
-Hemos de desarrollar una importante capacidad de autocontrol y disciplina con nosotros mismos en presencia de los niños.

Una vez aceptados, comprendidos y dominados estos preceptos, podéis considerar hacer especial hincapié en los siguientes consejos:

ejemplo

Decir la verdad

Por mucho que le digas a tu hijo que decir mentiras está mal, si el niño las observa en el seno familiar, por nimias que parezcan, las apreciará como algo normal y válido. Es importante también no mentirles directamente, por lo que en lugar que suplir una respuesta inadecuada por una mentira piadosa, busca una explicación adaptada para su edad y capacidad de comprensión.

→ Crea un Contador de las veces que mientes tanto a tus hijos directamente como delante de ellos. Establece una periodicidad en Líneas de Tiempo para subir los resultados. Procura poner en práctica nuestro consejo y verás cómo el contador va descendiendo.

Escuchar

Ciertamente la vida de los padres suele ser bastante atropellada, por lo que a veces no nos parece prioritario parar nuestro ritmo para escuchar aquello que nuestro hijo quiera contarnos. Es importante que lo hagamos, pues si no, ¿cómo vamos a pretender que él nos escuche a nosotros?

→ Establece al menos un momento tranquilo del día para sentarte a hablar con tu hijo y escuchar todo lo que quiera contarte. Verás cómo lo agradece, favoreciendo una comunicación fluida entre vosotros.

Respetar las normas

Si lo que quieres es que tu hijo siga las normas que estableces para él, deberás tú también respetarlas, pues no entenderá por qué tú puedes transgredirlas y él no.

Aficiones productivas

Procura que tus peques te observen realizando aquellas actividades a las que te gustaría que ellos se aficionasen, como leer, escuchar música, realizar proyectos artísticos… Igualmente, si no quieres que tus hijos desarrollen hábitos poco beneficiosos, intenta no llevarlos tú a cabo en su presencia.

→ Haz un listado en Listas y Prioridades tanto de aquellos hábitos que quieres que desarrollen como de los que quieres limitar o eliminar de su día a día. Establece a partir de ellos Metas y Objetivos para lograr tus propósitos.

Tolerancia a la frustración

Es muy importante para su felicidad adulta que tus hijos aprendan a tolerar las adversidades que tendrán que afrontar a lo largo de su vida, por lo que es más que interesante que observen en ti entereza y capacidad resolutiva. No obstante, dada la importancia de este punto, más adelante hablaremos con más detalle sobre ello.

Éstos son algunos de los consejos más importantes que queremos mostraros. En el próximo post os ofreceremos una ampliación del listado que de seguro os será de gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *